Consideraciones a saber sobre challas en meiggs

51 donde fuera y ellos eligieron Chile. Ellos tenían mucho fortuna y podían ocurrir predilecto cualquier parte, pero eligieron Pimiento. Cuando llegaron a Santiago, en el hotel preguntaron por la playa más cercana. Cartagena, les dijeron, Triunfadorí que se pasearon por todas las playas del Baños y, a la Dorso, justo cuando pasaban por la entrada de Melipilla, quedaron en pana en Vicuña Mackenna con Ortúzar. El chofer dijo aquí vamos a tener que ver si algún nos puede ayudar. Mi antecesor dijo está correctamente, mientras usted lo arregla, vamos a entrar y seguro que habrá una plaza. Caminaron toda la entrada y encontraron la plaza, que era un sitio eriazo, insuficiente, un tierral. Manuel dijo me gusta este pueblo, qué te parece que cuando volvamos a España hagamos una adquisición y poco hacemos en este pueblo, por lo menos ponemos una casa comercial, porque no había ni siquiera un despacho. Y ahí compraron todo el frente de la plaza. Triunfadorí comenzó una Cuadro en Melipilla, donde los De la Presa fueron activos miembros de la comunidad en el comercio, la política, los deportes, el teatro y la inmigración, al provocar una oleada de ciudadanos españoles a quienes trajeron a trabajar en los negocios que formarían en Melipilla. Las familias Suárez, Ríquez, Villar, García, entre otras, se asentarían a partir del desnivel de los De la Presa. A más de cinco décadas de ese armonía con una plaza baldía, los De la Presa decidieron solucionar los problemas de las autoridades de una buena tiempo y construir un teatro en el costado oriente de la Plaza de Armas. Lo hicieron en medio de la calle Serrano y frente a la estatua del marino melipillano. Un teatro?, se preguntaba la comunidad, invadida por la sorpresa y la antojo.

Cualquier modificación que se haga en la instalación eléctrica debe ser ejecutada por un electricista autorizado. En todo caso, posteriormente de la intervención de terceros, la empresa que realizó la instalación eléctrica del edificio no se responsabiliza de las eventuales fallas que pueda tener el sistema La empresa constructora se reserva el derecho a efectuar los cobros correspondientes a los gastos efectuados por reparaciones cuya causa se debe a no cumplimiento de estas precauciones y recomendaciones. Señor propietario, su área tiene una instalación eléctrica cuya potencia máxima de suministro le permite mantener iluminación y algunos artefactos eléctricos funcionando de manera simultánea. Si usted recarga el circuito se producirá una caída del disyuntor adecuado al sistema de seguridad que impide que los cables se recalienten por exceso de consumo. Al producirse esta situación se debe alborotar el disyuntor para restablecer el suministro. Adicionalmente, el sistema eléctrico posee un interruptor diferencial que puede detectar cualquier pérdida accidental de energía lo que previene a las personas de recibir un choque eléctrico. Este sistema de seguridad está conectado al circuito de los enchufes.

Rociador de ducha Sensea Cubo redondo en gastado cromado con chorro fin profusión. Cuenta con picos de base de silicona y el...

34 dos por el compositor italiano Giacomo Puccini. El éxtasis fue total. Esas veladas fueron sublimes para quienes añoraban las galas del municipal santiaguino en la ciudad. He aquí los dos acontecimientos líricos culminantes del año que acaba de terminar y del que comienza, en medio de las convulsiones horribles de una guerrilla sangrienta y horrorosa, sin precedentes en la historia de la humanidad 98, fue el comentario para dicha programación del Teatro Melipilla. Sin duda fue lo más cerca que se estuvo de lo que anhelaba la incorporación sociedad melipillana. Probablemente no fue lo que más gustó a las clases medias y populares que acudían a las funciones atraídos por una prensa que promocionaba cada película como la más excelso cinta nones hecha, y todavía de la mano de novedosas estrategias: la entrega de los afiches de las películas. Para la función de Tu vida por el Rey, cinta italiana protagonizada por Alberto Capozzi y Lida Roberty, la promoción del teatro ofrecía la rifa de 20 litografíCampeón de los populares actores franceses Gabrielle Robinne y René Alexandre para el intermedio. No quedó ninguna sin dueño. El gran pantalla francés reinaba en las salas de Pimiento y de tanto hacerlo convertía a los personajes en las estrellas del firmamento cinéfilo. Pero no por mucho más tiempo. Esto porque las productoras compostura en medio de la conflagración no fueron capaces de brindar suficiente material, ni siquiera para sus mercados internos. Llenas de presiones, en medio de una Heredad de combate, con un mercado en ascuas y un vecino transatlántico creciendo como la espuma, los europeos perderían la hegemonía del mercado universal a manos del nuevo gi- 98 La Patria, 7 de febrero de gante de la pantalla conspicuo: Estados Unidos de América. Con cada tiempo menos cintas disponibles en el mercado, el Teatro Melipilla hizo un esfuerzo y por fin cumplió otro añejo anhelo de la comunidad: la presencia de la zarzuela.

6 Como se puede apreciar, los fenómenos del tipo 1 están relacionados principalmente a la altura (m.s.n.m.), como heladas, granizadas, sequíGanador, nevadas, etc., y son desastres naturales que afectan permanentemente a la población que habita en estas zonas del país. Por otro flanco, los fenómenos del tipo 2 están asociados con las lluvias intensas, como deslizamientos de tierras, huaicos, y derrumbe de cerros, entre otros. Cálculo de los índices de vulnerabilidad Para cada unidad de los grupos de fenómenos analizados, se ha calculado un índice de vulnerabilidad, para lo cual se ha utilizado para ello el Descomposición factorial. Ver anexo. De este modo, se han obtenido dos índices de los desastres naturales, tipo 1 y tipo 2. Ver mapas en el anexo. En los siguientes cuadros, se puede observar el nivel de correlación que existe entre los fenómenos naturales seleccionados y su respectivo índice de vulnerabilidad. Cuadro Nº 4 CORRELACIÓN ENTRE LOS FENÓMENOS NATURALES CON EL ÍNDICE DE VULNERABILIDAD A LOS DESASTRES TIPO 1 Fenómenos naturales Índice de vulnerab. Tipo 1 Helada Granizada Altitud m.s.n.m Sequía Nevazón Rumbo cachas Tormentas eléctricas Fuente: Registro Nacional de Municipalidades-RENAMU, 2009 Cuadro Nº 5 CORRELACION ENTRE LOS FENOMENOS NATURALES CON EL INDICE DE VULNERABILIDAD A LOS DESASTRES TIPO 2 Índice de vulnerab.

30 Con el cine todo andaba aceptablemente en el Teatro Apolo, aunque la comunidad melipillana comenzó con los cuestionamientos. La razón era que no aparecían en cartelera los espectáculos de zarzuela o teatro que tanto se anhelaban. El anuncio se hizo virulento para el centenario, porque la comunidad sin embargo estaba harta de que los fuegos artificiales fueran el gran momento de todos los festejos 91 y querían teatro. Pero esto no sucedía. Lo que había era cinema con funciones para escolares y sabido en Militar, tan Caudillo que a él acudía no solamente la élite, sino también las clases populares. El negocio debía subsistir y para quienes no sabían descubrir ni escribir, lo mejor era el séptimo arte. Las letras eran pocas, los paisajes muchos y la emoción cada tiempo mayor. Por supuesto, estos espacios no iban a instaurar una igualdad social que extra muros no existía, por lo que la Delegación del Apolo decidió realizar la primera modificación que consistió en hacer una separación, dejando a un ala la Exposición y al otro la platea. Figuraí, por un flanco los más pudientes y otros en aposentaduríTriunfador más baratas, vieron en noviembre el gran estreno de 1910: La Pasión de Nuestro Señor Jesucristo. Teatro Melipilla, la función debe continuar Tanto el Royal como el Apolo fueron instancias iniciales, propias de un camino que se hacía sin tener la experiencia ni el 91 Los fuegos de artificio eran de tal importancia en las celebraciones, que el periódico Particular especificaba en los díGanador previos el aplicación de dispersión, detallando sus nombres de antojo, las detonaciones, en qué orden aparecían y que figuras se formaban.

Hay historia sin más, en su Mecanismo. La historia que es, por definición, absolutamente social. En mi opinión, la historia es el estudio científicamente primoroso de las diversas actividades y de las diversas creaciones de los hombres de otros tiempos, captadas en su fecha, en el situación de sociedades extremadamente variadas y, sin embargo, comparables unas a otras (el postulado es de la sociología); actividades y creaciones con las que cubrieron la superficie de la tierra y la sucesión de las edades. La definición es un poco larga, pero yo desconfío de las definiciones demasiado breves, demasiado milagrosamente breves 1. En la definición de Febvre, lo social no hace referencia a un ámbito particular de la sociedad, sino que incorpora a todos los ámbitos sociales. Esto es poco que, décadas más tarde, el mismo Niklas Luhmann postularía con su teoría de los sistemas socia- 1 Febvre, Lucien, Combates por la Historia, Barcelona, Ariel, 1992, pp

84 a pesar que la entrada costaba más del doble que para una función de cinema habitual. El municipio todavía se dejó tolerar por este ímpetu y en 1960 promovió la presentación de los montajes A mi me lo contaron, de Lucho Córdova, y Nadie puede saberlo, de Enrique Bunster, ambas llevadas a decorado por el Corro Teatral de Obreros y Empleados Ferroviarios de Santiago. El horario no fue el más feliz, porque a las 10 de la mañana de un domingo no se podía contar con una público importante. La actividad coral, otra de las iniciativas impulsadas por el Ateneo, fue la que siguió al teatro en importancia en su presencia en la ciudad. Y para demostrarlo había que aparearse un festival, hacer presente en el Teatro Serrano que el canto coral Bancal una existencia. De esta manera, el 23 de octubre de 1960 se acogió al Coro de la Universidad Católica, al Coro Polifónico de Rancagua, al Coro de la Universidad Técnica del Estado, al Coro Polifónico de San Antonio, al Coro de Profesores de Valparaíso y al Coro de Profesores de Melipilla. El trabajo realizado por el Ateneo Juan Francisco González había calado lo suficiente en la comunidad como para crear un interés permanente en las artes, pero especialmente en el teatro, tanto para ser parte de sus diversos cursos como para asistir a sus obras. En 1961, tras la partida de Larenas, un damisela muchacho quedó a cargo del taller de teatro empírico. El mismo que un año antaño había entrado a la Escuela de Teatro de la Universidad Católica lleno de entusiasmo, y que diez primaveras antes había recibido el premio al segundo lugar en un concurso de disfraces de la fiesta de la primavera. Bancal Ramón Núñez, hijo de Oscar Núñez, que miércoles, sábado y domingo, en dependencias del Club de Leones, imponía su disciplina y compartía los conocimientos de arte dramático que sus maestros le entregaban.

Imparcialmente viajando a la Finca Región, Miguel falleció y dejó en el muchacho melipillano la huella de un camino exitoso. Galleguillos se había criado también escuchando música en inglés, pero se interesó por la música chilena y igualmente por las rancheras, a cuyos cantantes como Miguel Aceves Mejías y Antonio Aguilar, veía en las funciones del Teatro Serrano para a posteriori cantarlas en el barriada. Yo en el Serrano tuve el placer de ver a Los Iracundos, actuaron ahí los primeros Iracundos, y Triunfadorí sucesivamente, shows que me marcaron porque eran diferentes a los que venían acá. Junto al todavía melipillano Jorge Halabí, fue representante del canto que por esos díFigura creaba declaradas vocaciones de subirse una y otra ocasión a los escenarios encantando multitudes. Milenko, un veinteañero, gozaba para inicios de los 70 de cierto registro Doméstico Internamente del medio televisivo y radial. Su caracterización de Calé lo ponía en buena posición en el pequeño star system criollo. Estaba ahí, vivió todo ese movimiento desde adentro y cumplía bien, no desentonaba para nulo. El poder de sus cantos los llevó a ser parte de la partida de Arriagada. El día que Milenko actuó en su tierra nativo, siendo parte del mejor espectáculo del país, es poco que nunca pudo olvidar. Partían de tournée por Ají, Argentina y Perú, y desde las 10:30 horas de la mañana del domingo 7 de junio de 1970 todas las butacas estuvieron llenas de un conocido ansioso, sensación compartida por Milenko. Había estado en radio Corporación, en radio Chilena, pero esto Bancal especial, quizás era el ámbito de manifiesto y todo el entorno que lo consagraba. Quizás Cuadro estar

64 tipulado, como tampoco lo haría jamás otra de sus iniciativas: el museo y la pinacoteca de Melipilla 169. Sin frontis, click aqui pero con una cartelera permanente quedó el Serrano. En ésta, a diferencia de lo que ocurría 20 años antes donde mandaba Francia y Estados Unidos, América Latina marcaba una presencia fuerte con el cinematógrafo argentino en las figuras de Mirtha Legrand, Roberto Airaldi, Carlos Gardel y Hugo del Carril; el mexicano, con Jorge Negrete, Mapy Cortés, Gloria Marín y Cantinflas; y todavía el cinematógrafo chileno con cada una de las películas que producía. Séptimo arte todos los díFigura, películas y series para niños en las matinés del fin de semana, y una política de puertas abiertas para todo acto de caridad, fueron algunos de los énfasis que los socios le impusieron a la sala. El primer administrador del teatro con los nuevos concesionarios fue Alejandro García, quien unido con tener una buena programación de gran pantalla, quería preferir rigurosamente los espectáculos, apoyar admisiblemente a sus cinco empleados y atender correctamente al notorio. Claro que para lograrlo había que doblegar esfuerzos. García ordenó la reparación de los servicios higiénicos que fueron acomodados en forma que respondan a su nombre 170, dotó de energía eléctrica el decorado para alojar espectáculos sin mayores complicaciones y viajaba a Argentina a ver espectáculos, contactar artistas y traer cintas. 169 El museo de Melipilla era una ensueño de Roberto Bravo. El 11 de enero de 1946 El Labrador aseguraba que ese año el museo, una pinacoteca y probablemente una biblioteca pública, serían efectividad. Resulta interesante que para la publicación, la muestra museográfica sería encabezada por la figura aristocrática del fundador de la ciudad, Conde Manso de Velasco y que para contar con una colección a la altura deberán obtenerse retratos de gobernadores, corregidor, jueces, jefes policiales, funcionarios, etc El Labrador, 4 de febrero de Las mejoras regresaron rápidamente al Serrano.

Rociador de ducha cuadrado fabricado en metal de color sombrío plata con picos de pulvínulo de silicona. Tiene chorro con fin...

En cuanto recibamos tu solicitud, contactaremos contigo en el plazo de cinco díCampeón laborables. Una ocasión obtenida la autorización, admitirás tus datos de ataque a tu Área de Cliente, donde podrás mandar tus datos personales, pedidos, etc.

59 total ni una permanencia en cartelera, lo que sí lograba, principalmente, la Fiesta de la Primavera y la semana de Melipilla, celebrada en marzo de 1938, y que para 1939 se denominó Semana popular melipillana. Con Pedro Aguirre Cerda en la presidencia y René Jerez ocupando el sillón de la gobierno Específico, el FRAP imponía sus conceptos y festejaba el triunfo electoral por 10 días. Esa semana se promocionó la Fiesta de la Primavera en Melipilla, Santo Antonio y Cartagena, y la administración de la velada bufa quedó en las manos de Ernesto Sottolichio, quien se convertiría tres décadas más tarde en un destacado empresario del espectáculo nacional y en un protagonista secreto para la vida del Teatro Serrano. En estas celebraciones un zona de privilegio lo ocupó la Radiodifusión Telefunken, emitiendo una programación continua que recibía la atención de los paseantes y de gente que se apostaba en los bancos de la plaza, acostumbrándose a tener música todo el día en una ciudad igualmente tranquila, pero más ruidosa y conmovida por dos razones. La primera, la ira desatada por el sacerdote suplente Alfredo Arriaga con la obra traída por Sottolichio para la velada bufa, y la segunda: un concurso pionero. El clero Particular despotricó a través del boletín El Labrador contra una pieza teatral sobre la vida de un sacerdote, en un show donde Encima tomó parte el tenor Arturo González, la cantante de operetas Carmen Moreno Douclais, el director de Comparsa Manuel Contardo, el dúo de guitarras Páez-Plaza, algunos aficionados y el no obstante habitual Pepe Rojas, cuya presentación encolerizó al prelado por besuquear a una comediante. La respuesta no se hizo esperar. El recitador, y director del personal, Juan de la Rosa, retrucó a través de La País con una extensa misiva.

8 El comportamiento natural de los materiales con los cuales se ha construido el departamento como son: la expansión y encogimiento por cambios de temperatura y humedad, la desvaimiento de los materiales por propósito del sol y el clima, los pertenencias sísmicos, la condensación de agua, los posesiones electromagnéticos y, finalmente, también el desgaste por uso van a depender en gran medida de las medidas de mantención adoptadas y del uso que usted le dé a su propiedad, por lo preliminar no están cubiertos por aval alguna. Le recomendamos tenga cuidado y tome todas las precauciones necesarias al momento de amoblar su sección y realizar instalaciones adicionales como lo son como por ejemplo: La colocación de cuadros y lámparas. Generalmente en el proceso de las mudanzas se producen daños a las terminaciones de muros y puertas que son de su responsabilidad si éstas llegaren a ocurrir, por lo cual le pedimos controlar. 1.1 MODIFICACIONES AL INTERIOR DEL Sección Es importante mencionar que el Propietario que quiera realizar una modificación de su unidad debe contar tanto con la aprobación de la Dirección de Obras de la Municipalidad de Lo Barnechea como de los organismos correspondientes. Por otra parte, la Administración y el Comité de Sucursal deben autorizar y aprobar los trabajos a realizar En el interior del Edificio. Cualquier daño que se produzca al Edificio o a los departamentos de sus vecinos producto de trabajos de modificación de un unidad, será de la exclusiva responsabilidad del mandante de dichos trabajos. Ayer de hacer una modificación no obstante sea en los muros o en los pisos, debe contar con la aprobación del calculista y de los especialistas de instalaciones (detallados al final de este manual en capitulo 4.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *